15 recomendaciones personales para viajar bien

 

Esto lo escribo desde una perspectiva personal y  aunque formo parte de un proyecto de comunicación cuyo principal objetivo es hablar sobre viajes, me considero, desde antes de hacerlo de manera profesional, un viajero y explorador tanto de lugares como de sensaciones y experiencias.

En el mismo sentido es que  a veces debo adaptar una personalidad que resulte más “accesible” para los demás y ese simple ejercicio me ha enseñado mucho sobre viajar y como ver el mundo durante esos momentos, así que ahora me atrevo a compartir un poco con ustedes desde un punto de vista personal.

Viajamos la mayor parte de las veces por razones equivocadas, porque “debemos” hacerlo y por complacer a alguien más o visitar a otra persona, pocas veces viajamos para explorar o explorarnos, para conocernos y conocer-te, y aunque hay muchos momentos al viajar para estar en silencio y desconectado –que este no es un post sobre tecnología- también viajamos para ser parte del viaje y no sólo para llegar al destino. “Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte”. Aún así: viajar. Pero hacerlo bien es lo que en verdad importa.

  • Escucha más de lo que hablas. Observa más de lo que lees, toma notas y una que otra fotografía, deja la prisa en casa o en tu trabajo.

  • Guarda el móvil, carajo. Lo que tienes ante ti es el mundo real; y nunca –jamás- se repetirá éste momento. No así.

  • Mira a los ojos. La honestidad es un idioma universal y su lenguaje es la mirada.

  • Es más fácil conocer gente cuando viajas. Cambias el chip a un estado de permanente “open mind”, estás más curioso, más receptivo, más flexible.

  • No necesitas ninguna guía. Claro que ayudan, pero es mejor preguntar a la gente, entra a una cafetería, a un bar, habla. No, no hay lugar para la vergüenza.
  • El miedo forma parte del viaje. Viaja con cuidado (evidentemente), pero que esa precaución nunca sea un freno.

  • “A partir de cierto punto no hay retorno posible, ese es el punto al que hay que llegar”

  • No necesitas una agencia de viajes.

  • Viaja solo. Pocas experiencias me han enseñado tanto.

  • Conocer la gastronomía de un lugar es conocer el lugar. Hazlo también con el cine o la música. Curiosea antes de viajar.

  • El viaje comienza desde que tecleas en Google ese lugar.

  • New York, Oaxaca, Montevideo, Veracruz son siempre una buena idea.

  • Para esa dolencia (la melancolía) no hay nada mejor que cambiar de aire. Vagabundear en una y otra dirección.
  • Muere lentamente quien no viaja, ni lee, quien no sueña, quien no confía, quien no lo intenta.

  • No es lo que miras sino como lo miras. Aprende a mirar

Extra.- Sé educado.

¿Se animan a planear su próximo viaje?
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *