Ixtapa y Zihuatanejo, un dúo ideal para parejas

Estamos acostumbrados a escuchar el concepto de Ixtapa – Zihuatanejo como un sólo lugar, sin embargo se trata de dos pequeñas ciudades que son diferentes y que se complementan de manera perfecta.                                                                                

Por una parte tenemos al lugar original, Zihuatanejo, que tiene la esencia de un pueblo pesquero del Pacífico mexicano, con calles angostas y empedradas, construcciones antiguas que nos dan la sensación de encontrarnos en un viaje en el tiempo; de hecho la parte tradicional y de mayor importancia histórica es la llamada Playa Principal de Zihuatanejo, que es el centro de la actividad cultural y cívica de los pobladores. En “Zihua” podemos encontrar una oferta interesante de restaurantes con un toque tradicional y una serie de pequeños hoteles que combinan la hospitalidad tradicional con varios de los llamados “hoteles boutique” y que contrastan perfectamente con el ambiente relajado de la región.

Ixtapa, en cambio, es un lugar vibrante desarrollado especialmente para turistas, creado a finales de los 70 por FONATUR y con su lanzamiento a principio de los 80 es un destino relativamente nuevo, que concentra hoteles de primer nivel con un buen número de habitaciones, infraestructura de primera y actividades para todos los gustos, desde un relajado paseo en bicicleta hasta turismo de aventura. Ixtapa es una puerta de entrada a unas muy buenas vacaciones.

Ambos destinos se encuentran muy cerca, de hecho, por eso se les identifica como el mismo lugar, el trayecto entre ambos no es de más de 20 minutos y son atendidos por el mismo aeropuerto ubicado en Zihuatanejo.

¿Cómo llegar?

  • Ixtapa-Zihuatanejo está a tan sólo 3 horas de Acapulco por carretera.

  • La Maxipista Siglo XXI que une Ixtapa-Zihuatanejo con Morelia, Michoacán, ha reducido el trayecto de la Ciudad de México a sólo 6 horas, desde Toluca, Querétaro y León a 5 horas y desde Morelia a 3.5 a 4 horas.

  • El Aeropuerto Internacional de Zihuatanejo recibe vuelos de las principales ciudades de México y Estados Unidos. Durante otoño e invierno aumenta el número de vuelos e incluso rutas especiales desde Canadá, uno de los países de origen de buena parte de los visitantes del destino.

Actividades en pareja en Ixtapa y Zihuatanejo

Entrando en la materia propia de este blog es momento de que les reseñemos cuáles son las actividades que les recomendamos para vivir en pareja, todas las hemos hecho y les podemos decir que tienen su encanto y atractivo.

  • Paseo en cuatrimotos

Muy cerca de Zihuatanejo, en un pequeño pueblito llamado Pantla, puedes encontrar diferentes opciones para hacer un recorrido en cuatrimoto por el bosque tropical de la región, por grandes áreas de palmas cocoteras y rematar con un recorrido por la playa, ya sea que cada quien vaya en su propia cuatrimoto o bien compartan la misma, es una actividad que subirá la adrenalina de ambos.

Hay pocas experiencias tan estimulantes como el primer momento en el que te logras poner de pie sobre una tabla de surf, no importa tu nivel o incluso si nunca lo has hecho, Playa Linda tiene olas muy nobles para los que aprenden y Leo y su equipo son muy pacientes y te llevarán literalmente de la mano hasta que logres montar una ola, el resto depende de ti, pero sin duda es algo que es muy divertido compartir en pareja.

  • Una clase de cocina tradicional

El hotel Capella Ixtapa ofrece como actividad, no solo para sus huéspedes, sino para cualquier persona interesada, una deliciosa clase de cocina tradicional de Zihuatanejo, uno de sus chefs de clase internacional los acompañará al mercado, juntos elegirán los ingredientes adecuados e incluso la pesca del día para que de regreso al hotel y guiados por el chef preparen un tradicional platillo de comida del mar, esto evidentemente se hace divertido porque pone a prueba las habilidades de cada quien y a veces nos llevamos sorpresas inesperadas, lo menos que puede pasar es que regresen a casa con conocimientos nuevos para una futura cena romántica.

Aunque es una actividad que puedes realizar en otros destinos, te aseguramos que nada se compara con presenciar un atardecer en esta zona del Océano Pacífico mexicano, y si es en un velero imagínate que tan romántico puede ser el asunto; pero antes del romance hay mucho por hacer, el recorrido del velero los llevará a diferentes puntos, por ejemplo Playa Manzanillo, un escondite que llegarás después de navegar por 30 minutos y en el que tendrán la oportunidad de sumergirse en aguas transparentes para hacer snorkel o incluso buceo con un escenario natural hermoso rodeados de peces de colores.

¿Dónde comer?

Ubicado en la Marina Internacional de Ixtapa, una de las más grandes de México por cierto, con capacidad para recibir hasta 600 embarcaciones, se trata de una réplica de un galeón tradicional, construido y diseñado con madera sobre el mar, ofrece platillos de mar y cocina fusión, la mayor parte de la carta es creación original de su propietario, de acá les recomendamos el plato de mariscos a los cuatro quesos, puede sonar como algo extravagante pero les aseguramos que cuando lo prueben nos darán la razón.

Ubicado en las afueras de Zihuatanejo se trata de un must que no se deben perder. Un lugar ecléctico que combina una sofisticada tienda de diseño y ropa con accesorios para surf, galería de arte y restaurante de cocina mexicana y experimental, cada mes tienen un ingrediente temático, por ejemplo, en septiembre el maíz es el protagonista y las creaciones del chef Felipe Meneses llevan como elemento unificador este ingrediente, hasta el propio postre, definitivamente las palabras no son suficientes para describir este lugar que deben conocer.

En el corazón del Zihuatanejo tradicional se encuentra La Katrina que ofrece el auténtico mezcal guerrerense, por supuesto lo ofrecen en diferentes presentaciones, pero no hay como disfrutarlo derecho, con sal de mar y o polvo de chapulín, la cocina es tradicional mexicana pero puede ser un extraordinario pretexto para relajarse y compartir unos buenos mezcales en pareja.

¿Dónde dormir?

Tiene el concepto Unlimited Fun e incluye prácticamente todo lo que necesitas, no sólo alimentos y bebidas, sino actividades dentro y fuera del hotel, por ejemplo, un recorrido en la ciclopista de Ixtapa, que pasa justo frente a la entrada principal del hotel y que recorre la mayor parte de la ciudad hasta terminar en la Marina, en el hotel te prestan las bicicletas y cascos.

Uno de los hoteles de mayor tradición no solo de la región, sino de todo el país, con una arquitectura impresionante y monumental del Arquitecto Ricardo Legorreta. Todas las habitaciones tienen un balcón privado con hamaca y vista al mar. También podrán disfrutar de una playa privada y servicios de primer nivel

Uno de los hoteles boutique más reconocidos con una vista espectacular y habitaciones premium con piscina privada en cada una. Es una opción para gustos exigentes en la que podrás pasar los mejores días en pareja en un ambiente privado y sofisticado.

Definitivamente Ixtapa – Zihuatanejo es un destino que por su cercanía con la Ciudad de México, Morelia e incluso Guadalajara, o bien por la conveniencia para trasladarse a él es una opción ideal para una escapada romántica de unos días, una luna de miel o un viaje en familia.

Hemos hecho este post en colaboración con Expedia.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *