Lo que todo viajero tiene que saber de las playas de México para vacacionar

Por: Fernanda Delgadillo

En el 2014 se publicaron varias notas sobre las 25 playas más contaminadas en México, destacando que las costas de los estados de Guerrero, Yucatán, Sinaloa y Quintana Roo eran las que mayor concentración de bacterias tenían. Para que se establezca el nivel de contaminación de una playa hay que tomar muestras de agua de las playas con afluencia pública y así detectar la cantidad de bacterias Enterococcus faecalis en sus aguas. Tanto la SEMARNAT como la Secretaría de Salud establecieron que si se sobrepasan de las 200 bacterias por cada  100 mililitros de agua de una playa esto representa ya un riesgo sanitario. En la lista de las playas más contaminadas en ese año se encuentra la playa principal de Zihuatanejo, Guerrero con 399 bacterias mientras que la playa Tortugas en Veracruz, Veracruz solo presentó 40 bacterias.

¿Y qué pasa este 2015 con la calidad del agua en el mar? el resultado fue que 6 playas no pasaron la prueba de análisis, por tanto el 97.7% de las 264 playas mexicanas que se analizaron obtuvieron un nivel aceptable de bacterias. Las 2 playas en el estado de Guerrero que resultaron con cifras elevadas de bacterias fueron Playa Tlacopanocha (con 249 enterococos por cada 100 mililitros de agua), situada en la punta oeste de la costera Miguel Alemán, la principal vialidad del puerto y nuevamente Playa Principal de Zihuatanejo esta vez con 870 bacterias. Las otras 4 playas contaminadas están en el estado de Campeche, tres en Ciudad del Carmen (Playa Norte I, Playa Norte II y Playa Manigua) y una en Campeche, Campeche (Playa Zacatal Puente).

Entonces, ¿A qué nos exponemos si vamos a una playa contaminada?

Los riesgos para la salud por ingresar a esas playas incluyen problemas gastrointestinales, respiratorios y dermatológicos.

Estas son algunas recomendaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para decidir si nadar o no en un playa:

  • Evita nadar junto a drenajes o desembocaduras de ríos y lagunas. Algunos estudios internacionales han demostrado que los ríos, lagunas y el drenaje pueden ser fuentes importantes de materia orgánica y contaminación de origen urbano e industrial.

Si encuentras una o varias características como las señaladas, abstente de realizar actividades en esa playa:

  • Agua sucia, maloliente, turbia o con espumas de coloraciones inusuales.
  • Drenajes cercanos que lleven fuertes flujos de líquidos o sólidos hacia el mar.
  • Basura o residuos en el agua o la playa (peces muertos, latas de comida, botellas de refresco, popotes, envolturas de comida, detritos orgánicos naturales u otros desperdicios abandonados en la playa a causa de mareas).

Espero que con estos datos en sus próximas vacaciones sobre todo en Semana Santa tomen precauciones y no olviden que también hay playas limpias y playas con certificación Blue Flag.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *