5 cosas crueles que las parejas nunca se deberían decir

Es curioso como podemos ser “políticamente correctos” con nuestros amigos, jefes, compañeros de trabajo  – incluso completos extraños – pero podemos ser desagradables y utilizar un tono de voz agresivo cuando hablamos con “nuestra persona especial”. Se debe a que nos sentimos tan cercanos y aceptados a nuestra pareja, que no siempre nos importan los modales.

Pero adivina que, los altos niveles de crítica han sido mostrados como predecesores de divorcios o separaciones. Así que más allá que estar constantemente retando o criticando a tu pareja, debes entender que, comunicar claramente las cosas y mostrar aprecio fortalecerá los lazos y combatirá las debilidades de cada uno.

Son un equipo, se trata de la persona que amas. Es tiempo de cortar las faltas de respeto y condescendencias y ser más amable con tu pareja.

Te dejamos 5 frases comunes que no debes decir y que pueden hacer más daño de lo que imaginas. 


1.- Estás actuando como tu madre

Sabemos que esto NUNCA es un cumplido. El problema con esta frase es que asumes que tu pareja está predestinada a actuar de cierta manera (no deseable). 

Más que hacer un comentario pasivo – agresivo como este, intenta identificar cual es el comportamiento preciso que te genera incomodidad, todos tendemos a adquirir hábitos con el tiempo, infortunadamente no se puede elegir adquirir solamente los buenos.

Si sientes que es absolutamente necesario señalar que el comportamiento de tu pareja es similar al de uno de sus padres, entonces trata de mostrar empatía por el motivo por el cual se comporta de esa manera. Esto te puede conducir a una productiva conversación sobre las experiencias del pasado de tu pareja o encontrar de pronto nuevas habilidades o cosas interesantes del pasado; solo considera que tú NO ERES el terapeuta de tu pareja, nunca lo olvides.


2.- ¿Por qué simplemente no puedes ser más (romantic@, considerad@, acomedid@, etc.)?

Cuando te embarcas en una relación a largo plazo sea un matrimonio o un compromiso mutuo, lo haces conociendo que aceptas a tu pareja con todas sus características. Pero la cosa está en que no debes intentar cambiar a la otra persona, porque no lo podrás hacer. Sin embargo, puedes gastar mucha energía intentando que se convierta en alguien que no es, y sabemos que ese gasto de energía llevará a la frustración, enojo y pelea.

Este tipo de frustración y enojo viene de sentir que tus necesidades no han sido cubiertas por tu pareja. Pero debes recordar, y nunca olvidar, que tu compañer@ no es adivin@, así que plantea el asunto de manera tranquila y no a la defensiva.

Intenta un acercamiento relajado, por ejemplo, “he notado que yo he cocinado la cena en las semanas recientes, me gustaba mucho cuando compartíamos ese momento y responsabilidad ¿algo ha cambiado?”

Otra opción es que tal vez seas tu quien tiene NUEVAS necesidades. Pregúntate si es realista esperar de tu pareja que cubra esas necesidades antes de que tu se las comuniques. Recuerda que hay maneras más efectivas para comunicarse que simplemente hacer acusaciones sin fundamento sobre un comportamiento equivocado de tu pareja. 

3.- TE ODIO

Esto puede parecer obvio, pero un “te odio” es muy diferente a un “odio cuando tú…” Lo segundo se refiere a una acción en particular de tu pareja y no a la persona en si.

Cuando ataques o critiques el comportamiento de tu pareja entrarás a un terreno muy complicado. El respeto por la naturaleza y carácter de la otra persona es la clave del éxito de una relación a largo plazo. Así que antes de comenzar a gritar, si es posible, toma un respiro profundo, guarda silencio e identifica lo que sientes.

Aquí tienes una formula sencilla de tres partes para expresar tus emociones ante un comportamiento de tu pareja: “Me siento (describe tus emociones), cuando tú (describe la situación). Necesito que (describe lo que tu pareja podría hacer para hacerte sentir mejor).”

Por ejemplo, “Me siento decepcionada y triste cuando tú no recuerdas nuestro aniversario porque estás metido en tu trabajo. Necesito que hagas de nuestra relación algo más prioritario para ti.” Este tipo de frase puede ser más productiva, para la relación, que un “¡TE ODIO!, nunca tienes tiempo para mi y estoy harta”. 


4.- Ya no me siento atraid@ por ti. 

¡BOOOM! Me importa un carajo tu autoestima, es lo que quieres decir.

Es verdad que la pasión tiende a bajar con el paso del tiempo, pero como pareja de largo plazo, tienen el compromiso de mantener la conexión física y emocional entre ambos. Tu pareja es la persona en la vida con la que deberías de tener una relación física más intima. Este es un aspecto muy importante porque es lo que hace la diferencia entre ser verdaderos amantes a ser solamente amigos o “roomates”.

El rechazo y la vergüenza por el otro son daños profundos para una relación. No se puede esperar siempre perfección. Ambas partes necesitan tomar responsabilidad del coqueteo y la sexualidad, mantener el deseo entre ambos. Las arrugas aparecerán inevitablemente. El peso tiende a subir con al edad. Los cortes de cabello pueden ser buenos o malos pero van a pasar. Cada quien debe comprometerse a cuidar de su salud, su cuerpo y apariencia, y esforzarse por mantenerse atractivo para su pareja todo el tiempo.


5.- Eres tan tont@ o Eres tan estupid@

Simple: NO SE DICE. Cuando te sientas tan frustrad@, pero al punto de tener el comportamiento de un niño de 10 años como para decirle a la persona que más amas una palabra desagradable entonces pon pausa y date un tiempo, sal a caminar, entra al baño, respira. 

Las palabras crueles y ofensivas son destructivas para una relación. Muchas parejas jóvenes acostumbran emplearlas como código de comunicación, pero de eso nada bueno puede salir, tarde o temprano una de ellas será dicha seriamente y el daño estará hecho. Si en un relación adulta, de largo plazo, no son capaces de hablar de una manera diferente a la de adolescentes de 13 años, gritando o insultando entonces simplemente no están listos.

La moraleja de estas 5 frases que nunca se deberían decir mutuamente: ¡Menos crítica, más comunicación! Esa es la razón por la que estás con esa persona ¿cierto? Porque con el o ella te identificas, te entiende y además te gusta ¿entonces?


Te invitamos a formar parte de la comunidad de La Pareja Viajera

Opción 1 (la interesante): Forma parte de nuestro grupo privado en Facebook, un espacio íntimo y exclusivo para que podamos intercambiar ideas, experiencias e inquietudes sobre vida en pareja, viajes y experiencias.

Opción 2 (la más personal): Forma parte de La Pareja Viajera y regístrate gratis AQUÍ para recibir cada semana en tu correo de manera exclusiva ideas, recomendaciones, regalos, reflexiones, música y enterarte de todas las actividades de esta comunidad.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *