¿No sabes qué regalarle y crees conocer bien a tu pareja?

Si todavía no has decidido qué le vas a regalar a tu compañer@ de aventuras en su cumpleaños, Navidad, San Valentín u otra fecha especial, esa indecisión puede ser uno de los factores que más ansiedad te produzca.

Muchas veces creemos que conocemos perfectamente a nuestra pareja, pero a veces, su nivel de “ser especial” nos rebasa y no queremos equivocarnos a la hora de seleccionar un regalo, además de la presión social que significa tener que hacerlo en estas fechas.

Expectativa

La que ponemos en lo que esperamos de nuestra pareja en muchos sentidos. A veces la ponemos en niveles muy altos que es frecuente que lleguemos a decepcionarnos cuando nos damos cuenta de que no es lo que esperábamos o que, de acuerdo a lo que creemos, no nos conoce tan bien como quisiéramos.

Trabajar en los niveles de expectativa es algo que deben hacer las parejas como tarea frecuente. Sobre todo después de los primeros 6 meses de relación en el que enamoramiento romántico y ciego ha pasado y poco a poco conocemos a la persona real con la que convivimos. ¿Cuantos no quisiéramos que nuestra media naranja nos diera ese regalo con el que siempre hemos soñado? El problema es eso, siempre ha estado en tus sueños y nunca se lo has comunicado.

También se puede presentar el caso en que esperamos un regalo espectacular, ya sea por el precio, la presentación o el momento y en estas épocas nuestra pareja está con miles de cosas en la cabeza que, debido al proceso que vivimos en la sociedad actual, se consideran más importantes. No es que no seamos importantes, es que este ritmo frenético nos hace confundirnos, vivir aturdidos y mareados y muchas veces hay poco tiempo para pensar en como vamos a consentir a la persona mas especial de nuestra vida, muchas veces estamos del otro lado y nos sentimos abandonados y olvidados.

Sorpresa

Si no estás segura de que el regalo que has pensado sea lo mejor o bien, no sabes que elegir como regalo, intenta algo diferente, algo inesperado, algo que sea una verdadera sorpresa. No tiene que ser lo que ella esperaba o lo que habían platicado y que prometiste regalar “de Navidad”.

Intenta con algo útil o placentero. Son dos características que puedes considerar para dar un buen regalo a tu pareja. Con útil no nos referimos a una licuadora o un sartén para cocinar, sino algo que sirva para la vida cotidiana y personal de ella, por ejemplo, si trabaja en una oficina, puedes regalar un objeto que haga más cómodo o no más rápido su trabajo. Si se la pasa mucho tiempo en el auto, algo que pueda utilizar ahí y que lo haga sentir mejor. El rubro del placer lo puedes encontrar como algo exquisito y que sea prácticamente un momento para tu pareja solamente. Tal vez una buena sesión de masaje en un spa refinado y elegante, o una cata para principiantes. Algo en lo que se pueda relajar, estimular sus sentidos y olvidarse de todo, eso es placer.

Enfoque diferente

Si estás del lado espiritual de la vida pueden encontrar en la Navidad luz, unión o amor. Consigo mismos o con su familia y personas cercanas. Vaya, que un poco de eso se tratan estas fechas.

Intenta con un regalo que simbolice estos elementos. Una vela aromática para su habitación o para los ejercicios de respiración y meditación, un símbolo de luz. Una escapada o journey  a un lugar en el que puedan re-conectarse o incluso un ritual de unión, perdón y amor puede quedar muy bien en estas fechas. Cerrar el ciclo de un año intenso y preparase para recibir de una mejor manera el que viene.

Dar un regalo a tu pareja no debe convertirse en algo difícil y lleno de estrés, puede convertirse en un momento especial para ti, independientemente de como lo reciba, el proceso que tu lleves para decidirlo, puede ser en si, un regalo especial para tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *