“El amor es asunto de sincronización”

Ojalá te hubiera conocido antes

Él dijo suavemente estas palabras mientras flotaba ligeramente sobre las blancas sábanas de la cama tamaño king size del lujoso hotel al que se habían escapado por un fin de semana.

Me quedé mirando a su ojos profundos que cambiaban de color dependiendo de la iluminación o de su estado de ánimo, de negro profundo a un café brillante. Deseando, de hecho, haberlo conocido desde el principio de mi vida, o mejor dicho, durante toda mi vida, sin embargo, me las arreglé para suspirar el sonido de:

“Que bueno que no fue así”

Sus ojos inmediatamente me preguntaron sin decir palabra alguna: “¿por qué?”

Le sonreí de manera sutil y respondí:

“Si nos hubiéramos conocido antes, dudo que esto hubiera funcionado.

Apenas hace un año, era una persona diferente. Tuve un yo misma previo que no se había terminado ir del todo y estaba entre las memorias y rupturas de corazón que formaron la persona que soy ahora.

Me importaban diferentes cosas, cosas que ya no me importan actualmente. Era ingenua, egoísta, ignorante.

No creo que hubieras amado a la persona que era hace un año. Ni creo que mi persona de hace un año hubiera sido lo suficientemente madura como para ver, ya no digas apreciar, las cualidades que tienes.

Me siento afortunada porque no nos conocimos en aquel momento porque estoy segura que entramos a nuestras vidas en el momento preciso.

“El amor es asunto de sincronización. No es bueno conocer a la persona correcta muy pronto o muy tarde.” -2046

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *