5 secretos de México para viajar en pareja

Para comenzar el mes de febrero y porque tal vez estés buscando opciones para darte una escapada con tu pareja en este mes del amor te presentamos 5 secretos de México para viajar en pareja.

1- Val’Quirico en Tlaxcala

Val’Quirico es un desarrollo inmobiliario cercano a la Ciudad de Puebla que ha sido creado recientemente como un polo atractivo para residentes y visitantes. Ha sido diseñado para recrear las campiñas europeas de la edad media, con plazoletas que tienen restaurantes, cafeterías, heladerías, bares y demás en las que podrás viajar a esos tiempos. Artistas callejeros te recrearán música, canciones y emociones. 

Val’Quirico se encuentra oficialmente en Santa Isabel Tetlatlahuca en Tlaxcala aunque está relativamente cerca de la ciudad de Puebla. Para llegar debes tomar justamente la Autopista México – Puebla y encontrar la salida a Xoxtla.

El plan que puedes hacer aquí es recorrer las calles y callejones de Val’Quirico a pie y tomar unas buenas fotografías o bien recibir una dosis de aire puro mientras lo recorres en bicicleta. Al final puedes comer en sus restaurantes, escuchar música y tomar cerveza artesanal de primer nivel o vino mexicano en cualquiera de sus establecimientos.

Es una escapada que puedes hacer en un día pero si la quieres ligar con un recorrido por la capital poblana o bien otros lugares de Tlaxcala es una buena opción.

2- Ferry entre Sinaloa y Baja California Sur

Puedes viajar en un barco transbordador (ferry) entre Mazatlan, Sinaloa y La Paz, Baja California Sur. El recorrido regularmente se hace por la noche, saliendo entre las 6 y 7 pm del puerto de embarque y llegando a las 6 am del día siguiente. Por el costo del pasaje tienes derecho a utilizar las áreas comunes, asientos cómodos como si fueras en un gran autobús con varias pantallas de entretenimiento y hacer recorridos por la cubierta y diferentes espacios. La cena del día de embarque esta incluida en un gran comedor y hay pequeños kioskos para comparar una bebida diferente o un snack.

El ferry tiene camarotes disponibles por un costo adicional, con camas o literas para alojar de 2 a 4 personas y diferentes tipos, desde el camarote estándar sin vista hasta una Master Suite con camas matrimoniales. Todos tienen baño privado con ducha por lo que es como si pasaras una noche en un hotel.

Podrás disfrutar de la puesta del sol al atardecer y si eres madrugador también ver el amanecer y después desembarcar para seguir tu recorrido en tu puerto de destino. 

Puedes subir a este transbordador de carga con tu propio auto o motocicleta, si lo haces en auto tendrás que pagar el costo por el vehículo que incluye a una persona (conductor) y una cuota adicional por cada persona en el auto.

3- Aguas termales en San Miguel de Allende

Si tienes cierta edad tal vez recuerdes esto, pero como sabemos que eres muy joven estamos seguros que puede ser algo nuevo para ti. San Miguel de Allende actualmente se reconoce como un destino cultural, bohemio y gastronómico, pero también es un destino privilegiado para disfrutar de varios aspectos de salud como las aguas termales.

Debido a sus altas temperaturas las aguas termales de origen natural (producidas por el calor sobterraneo en ciertas zonas de al tierra) producen beneficios para la salud, como oxigenación y estimulación del sistema circulatorio así como beneficios estéticos para la piel y el cabello.

De hecho, el concepto de SPA está relacionado justamente al uso de agua como elemento de curación y belleza, por lo que en San Miguel de Allende podrás encontrar buenos SPAs con mucha experiencia y grandes instalaciones, algunos de ellos construidos sobre los mismos ríos o manantiales de aguas termales como La Gruta SPA o Escondido Place. También hay parques para toda la familia con algunas piscinas especiales como el Parque Acuático Xote.

Vivir esta experiencia de salud en una escapada de fin de semana puede ser un punto de unión para la pareja que les llegue a cambiar positivamente la vida. 

4- Recorrido a caballo en Haciendas de Jalisco

En la región conocida como Los Altos de Jalisco hay varias Haciendas que durante la época de la colonia o incluso hasta el siglo pasado fueron centros de desarrollo y comercio agrícola y ganadero de la región. En torno a estás haciendas y su capacidad productiva crecían pueblos, familias e historias completas. 

Si quieres transportarte de la mano de tu pareja a estos tiempos y sentir que vives en una película del Pedro Infante o Jorge Negrete de la época de oro del cine mexicano este es tu plan.

Los pobladores de estas regiones, propietarios de las haciendas y todos los pueblos han desarrollado una infraestructura y cultura de servicio que te sorprenderá. Por definición se trata de vivir una experiencia que te traslade a otros tiempos. Podrás dormir en amplias habitaciones de techos altos con camas de madera, algunas con muebles originales de más de 100 años de antigüedad y al despertar degustar de un tradicional desayuno mexicano con café de olla y tortillas hechas a mano pero con un servicio sofisticado en los amplios patios de estas grandes casonas. 

Lo que debes hacer es animarte y hacer un recorrido a caballo por los alrededores de la hacienda, prácticamente todas ofrecen estas opciones y podrás visitar construcciones antiguas, los campos de siembra y conocer pequeños tesoros mientras dejas volar tu imaginación y te imaginas como Pedro Infante y Maria Felix en una película mexicana.

El punto al que debes llegar es Lagos de Moreno en Jalisco, checa estas haciendas:
Hacienda Sepúlveda Hotel-Spa
Hacienda San Cirilo
Hacienda San Cayetano

5- Museo Nacional de Historia

El famoso “Castillo de Chapultepec” de la Ciudad de México fue construido en el siglo XVIII originalmente como la casa de verano del Virrey y posteriormente utilizada para diferentes funciones, desde armería hasta fortaleza militar. En la imposición del Segundo Imperio, Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota lo utilizaron como castillo imperial. Posteriormente desde 1882 fue utilizado como residencia oficial de los Presidentes de México hasta que en 1944 el General Lázaro Cárdenas construyera la residencia de Los Pinos y decretara que este hermoso palacio sería el Museo Nacional de Historia

Con 20 salas este recinto de gran belleza aloja objetos que recorre la historia de México, desde obras de arte hasta objetos de la vida cotidiana, conocer este recinto y su contenido será un viaje que nos ayudará a entender nuestra identidad actual como mexicanos. 

Es además un observatorio natural para contemplar la Ciudad de México y cuenta con varios rincones románticos en los que podrás pasar algunos minutos con tu pareja.

Te invitamos a que te animes a explorar estos lugares, tal vez algunos los conozcas pero son espacios que no siempre son mencionados y que te pueden ayudar a tener una experiencia de pareja romántica y de contacto con México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *