Una noche para re-conectar en pareja

Constantemente nos preguntan cómo hemos logrado estar juntos por 16 años y nos piden recomendaciones para una relación de pareja. Nos encantaría poder decirte en un solo post lo que hemos aprendido en todo este tiempo pero no es posible. Sin embargo, siempre hacemos lo mejor que podemos para compartirte nuestra experiencia.

En esta ocasión te proponemos una actividad que puede estimular el bienestar de la pareja, como unión pero también en el ámbito individual.

¿Cómo hacer de una cena romántica algo que sea enriquecedor para la relación sin importar el tiempo que lleven juntos y que no quede solamente en un recuerdo o el preámbulo para una noche de pasión? Sirve para parejas recién formadas o de mucho tiempo.

Te daremos sugerencias prácticas, ejemplos, ingredientes y pasos a seguir.

Primero. Una cena no debe ser necesariamente la antesala para tener sexo ni debe ser únicamente en el periodo de noviazgo, vaya, ni siquiera tiene que ser una cena.

El motivo de esta actividad puede ser el pretexto que te permita conocer mejor a tu pareja, re-conectar con las habilidades que te hicieron enamorarte o incluso descubrir o aprender algunas nuevas.

Considera que esta “cena romántica” podría ser desayuno, almuerzo o cualquier momento del día, lo importante es que se disfrute de la preparación de los alimentos, la presentación y el encuentro mismo.

Si bien es cierto la clásica cena a la luz de las velas con música de jazz, vino tinto y un platillo exquisito es un cliche, no deberíamos rechazarlo por ese motivo o porque esté “choteado” o sean cosas de viejos, vale la pena vivir el momento y guardarlo en la memoria.

En otras ocasiones vale la pena experimentar, incluso desde el momento del día en que han elegido hacerlo hasta la selección y preparación de los ingredientes. Por ejemplo convertir la cena en un almuerzo dominical o en las viandas para ver juntos un evento en la televisión, en nuestro caso hemos tenido ocasiones memorables preparándonos para ver el Super Bowl solamente nosotros.

La conexión viene desde el momento de diseñar el menú para la ocasión, elegir las extravagancias o caprichos que nos regalaremos en esa ocasión. Es momento de sacar el gusto por ese chocolate amargo o el vino especial que tanto te gusta o le agrada a tu pareja. Esto puede servir para conocerse mejor o para recordar sus gustos ¿Qué ingredientes son sus favoritos? ¿Cuáles son las texturas que le agradan? 

Vayan a comprar los ingredientes en conjunto, ya sea a primera hora del domingo en el mercado de la colonia o si se trata de una petición diferente tómense el tiempo para buscar esa botella de vino, el queso especial que solo lo venden en tal o cual tienda, el corte de carne qué hay que traer un lugar especial. En fin, adquirir los componentes de la cena es un paso y un acontecimiento por si mismo.

La preparación es el momento lúdico y de trabajar en equipo. No importa que sus habilidades en la cocina sean nulas, hay algo que podrán hacer, desde cortar el pan o los jitomates hasta preparar la mesa o lavar los trastes. Puede ser un buen ejercicio de “descanso activo”, los expertos recomiendan que durante el tiempo libre realicemos actividades que sean completamente diferentes a las que hacemos en nuestros trabajos y no ocupar el descanso solamente para estar acostados viendo la televisión, este puede ser un excelente ejemplo.

Vean recetas en YouTube, lean, investiguen, aprendan y compartan. Les dará tema de conversación durante un buen rato, les abrirá una ventana de conocimientos que probablemente no tenían, aprenderán cosas nuevas en conjunto.

Hagan del momento de la “cena” algo importante. La parte ritual de la vida se hace presente, los ritos sirven para reforzar conocimientos y crear memorias. Tómense el tiempo de poner la mesa con lo mejor de su vajilla, compren unas copas especiales, estrenen un mantel, compren flores y pongan velas aromáticas en el otro extremo de la casa. Hay que crear el ambiente adecuado para que la memoria perdure y se absorba con todos los sentidos.

Disfruten el momento. Aquí viene la parte más romántica. Se vale tomarse de la mano y decirse lo bien que la pasaron preparando ese momento, lo que aprendieron, las risas por las equivocaciones en la cocina o por el paso de baile del chef mientras cocinaba. Mírense a los ojos y díganse lo que sienten uno por otro, los sentimientos estarán abiertos y su cerebelo explotará en sustancias que llenarán su mente y cuerpo de vitalidad.

¿No sabes bien que preparar y de plano no tienes idea? Este es uno de nuestros clásicos preferidos: Queso, pan, vino, uvas y carnes frías.

Ve a una vinatería tradicional (no de supermercado) y habla con las personas que atienden, pregunta por un vino que se ajuste a tu presupuesto y gusto, compra al menos dos botellas que no sean iguales pero similares y compatibles. En esas vinaterías regularmente venden tambien quesos y embutidos finos, pero de no ser así puedes ir a una tienda de ultramarinos, habla con los empleados, pide un buen queso holandés, gouda, provolone o alguno que ellos te recomienden, lo mismo con las carnes frías, jamón serrano es obligado, lomo, salami e incluso chorizo tipo español se pueden utilizar. Ve a una buena panadería y compra una barra de pan artesanal, de preferencia con algún vegetal integrado, rebana el pan y preséntalo en un buena tabla de madera, decora con uvas verdes y rojas esparcidas por toda la tabla, copas perfectamente limpias y listo… deja que la magia suceda.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Las puedes aplicar? Como te decíamos al principio, no importa cuanto tiempo tengas de relación o si apenas estás comenzando, esta es una buena opción para conocer o re-conocer a tu pareja.

Te invitamos a participar con nosotros y compartirnos tus comentarios y experiencias.

Si quieres más ideas sobre Protocolo y Etiqueta te recomendamos leer a Hombre Integral y si quieres reflexiones sobre Bienestar Holisitico puedes seguir a Mujer Genial


Te invitamos a formar parte de la comunidad de La Pareja Viajera

Opción 1 (la interesante): Forma parte de nuestro grupo privado en Facebook, un espacio íntimo y exclusivo para que podamos intercambiar ideas, experiencias e inquietudes sobre vida en pareja, viajes y experiencias.

Opción 2 (la más personal): Forma parte de La Pareja Viajera y regístrate gratis AQUÍ para recibir cada semana en tu correo de manera exclusiva ideas, recomendaciones, regalos, reflexiones, música y enterarte de todas las actividades de esta comunidad.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *